La arruga no es bella

En muchas ocasiones nos detenemos a planchar únicamente las prendas que van colocadas en el escaparate, en los maniquíes del interior de la tienda o en la primera linea del frontal. Sin embargo, en cuanto estas prendas se mueven, porque las cambiamos de lugar, se han vendido o algún cliente las ha descolgado para llevárselas al probador, la imagen que nos queda es descuidada y muy poco profesional. Así pues, a planchar toca!!!

Es uno de esos detalles que no pueden faltar. Una prenda planchada transmite:

  • Calidad en la prenda.
  • Imagen de tienda.
  • Profesionalidad del negocio.

1331732669_837746_1331733885_album_normal1

Por el contrario, una prenda sin planchar queda devaluada de inmediato y perjudica la imagen general de la tienda.

Obviamente el día a día de un comercio de ropa deja poco tiempo para el cuidado extremo de estos detalles y a muchos propietarios y empleados se les hace de noche planchar prenda por prenda. Por suerte hoy en día ya no es necesario recurrir a la tradicional plancha sino que existen nuevas formas de planchado que nos facilitan la tarea. Como por ejemplo:

Centro de planchado, el depósito es más grande por tanto, cabe más agua y se genera vapor durante más tiempo y con más intensidad. Planchan con mayor definición que las planchas tradicionales y el acabado es más profesional. Es más seguro que las planchas tradicionales. Requieren menor temperatura para planchar y no hay riesgo de salpicaduras de vapor al rellenar el tanque. Además, evitan brillos en las prendas oscuras (debido, precisamente a que requieren menos temperatura). El inconveniente es que los centros de planchado necesitan unos minutos para calentarse así que es conveniente emplearlos con un gran volumen de ropa, por lo que si vamos con prisa o sólo queremos planchar un par de prendas no es la mejor solución. Otro inconveniente es que pesan bastante más que una plancha tradicional.

Plancha de vapor vertical, tiene la ventaja de que es móvil y muy ligera así que puedes moverla por la tienda a tu antojo y sin realizar fuerza. Puedes colgar en ella la ropa lo que la hace muy práctica y cómoda a la hora de planchar. Tiene mucha autonomía de vapor. La calidad de planchado es más que aceptable y se calienta en cuestión de segundos. Hay versiones domésticas y otras versiones que por su potencia la hacen más profesional. Es el caso de la plancha vertical Quicksteamer. Altamente recomendable. (99 eur).

e-mail: info@quicksteamer.es 

Tel: (0034) Spain – 96 329 07 95

http://www.quicksteamer.es

Anuncios

15 principios de merchandising visual/comercial

376966_508060262543116_781202945_n

1. Orden, claridad, limpieza y buen olor, fundamental!!!

2. Siempre colocamos los productos de mayor ROTACIÓN en la zona más transitada.

3. Siempre colocamos los productos de MAYOR MARGEN a la altura de los ojos (frontales, maniquíes…)

4. Siempre colocamos los artículos NUEVOS al principio de la tienda.

5. Siempre colocamos los artículos de VOLUMEN a buen precio en las mesas y percheros centrales. De esta manera rentabilizamos mejor los m2 del local.

6. Los percheros LATERALES deben de estar a la altura de los ojos. Ni más altos ni más bajos. Usamos 3 colores, aunque si el lateral es corto mejor sólo 2 colores.

7. Colocamos las prendas por CONJUNTOS en el lateral. Los artículos de peso como son las prendas de abrigo, colocarlas al principio, en el medio y al final del perchero para compensar la barra.

8. El merchandising de las prendas lo podemos hacer por ESTILO. Dividimos la tienda por ZONAS: zona femenina, zona tejanera, zona de básicos, zona de vestidos de fiesta…

9. Presentamos ACCESORIOS como fulares, collares y cinturones sobre la ropa para facilitar la venta cruzada.

10. Controlamos a diario los artículos que tienen poca o ninguna rotación y colocamos los productos gancho con otros de menor rotación para incentivar su venta.

11. Una buena ILUMINACIÓN influye directamente en las ventas. Eliminar zonas muertas de la tienda con focos dirigidos de iluminación intensa.

12. PRECIOS a la vista y de fácil lectura. Precio psicológico y cartelería profesional.

13. Adaptar el ESCAPARATE al clima a diario. Si estamos en invierno pero sale un día primaveral podemos quitarles los abrigos a los maniquíes.

14. Ambientar la tienda con música adecuada, adaptándola al estilo de tienda, a nuestro producto y a nuestro cliente objetivo.

15. Atender siempre al CLIENTE fuera del mostrador y delante del producto.