La arruga no es bella

En muchas ocasiones nos detenemos a planchar únicamente las prendas que van colocadas en el escaparate, en los maniquíes del interior de la tienda o en la primera linea del frontal. Sin embargo, en cuanto estas prendas se mueven, porque las cambiamos de lugar, se han vendido o algún cliente las ha descolgado para llevárselas al probador, la imagen que nos queda es descuidada y muy poco profesional. Así pues, a planchar toca!!!

Es uno de esos detalles que no pueden faltar. Una prenda planchada transmite:

  • Calidad en la prenda.
  • Imagen de tienda.
  • Profesionalidad del negocio.

1331732669_837746_1331733885_album_normal1

Por el contrario, una prenda sin planchar queda devaluada de inmediato y perjudica la imagen general de la tienda.

Obviamente el día a día de un comercio de ropa deja poco tiempo para el cuidado extremo de estos detalles y a muchos propietarios y empleados se les hace de noche planchar prenda por prenda. Por suerte hoy en día ya no es necesario recurrir a la tradicional plancha sino que existen nuevas formas de planchado que nos facilitan la tarea. Como por ejemplo:

Centro de planchado, el depósito es más grande por tanto, cabe más agua y se genera vapor durante más tiempo y con más intensidad. Planchan con mayor definición que las planchas tradicionales y el acabado es más profesional. Es más seguro que las planchas tradicionales. Requieren menor temperatura para planchar y no hay riesgo de salpicaduras de vapor al rellenar el tanque. Además, evitan brillos en las prendas oscuras (debido, precisamente a que requieren menos temperatura). El inconveniente es que los centros de planchado necesitan unos minutos para calentarse así que es conveniente emplearlos con un gran volumen de ropa, por lo que si vamos con prisa o sólo queremos planchar un par de prendas no es la mejor solución. Otro inconveniente es que pesan bastante más que una plancha tradicional.

Plancha de vapor vertical, tiene la ventaja de que es móvil y muy ligera así que puedes moverla por la tienda a tu antojo y sin realizar fuerza. Puedes colgar en ella la ropa lo que la hace muy práctica y cómoda a la hora de planchar. Tiene mucha autonomía de vapor. La calidad de planchado es más que aceptable y se calienta en cuestión de segundos. Hay versiones domésticas y otras versiones que por su potencia la hacen más profesional. Es el caso de la plancha vertical Quicksteamer. Altamente recomendable. (99 eur).

e-mail: info@quicksteamer.es 

Tel: (0034) Spain – 96 329 07 95

http://www.quicksteamer.es

Técnica comercial: Prendas en movimiento

El merchandising es el movimiento de la mercancía hacia el consumidor en el punto de venta para conseguir resaltar el producto, aumentar la rotación y buscar la máxima rentabilidad de éste. Entre las diferentes técnicas y trucos de merchandising que existen para vender más destacamos la impecable presentación del producto en el frontal. En esta presentación se tiende a exhibir el producto como si de un maniquí se tratase, combinando perfectamente según la tendencia artículos entre sí con el fin de estimular al comprador a adquirir un total look en un único comercio y que adopte así decisiones de compra más allá de sus necesidades.

Estudios realizados indican que un importante tanto por ciento de los artículos que adquirimos en los centros comerciales no los habíamos previsto.

Por lo tanto, el producto que queremos vender debe mostrarse en las mejores condiciones materiales y psicológicas posibles: prendas ultra planchadas, bien colgadas, perfectamente iluminadas y transmitiendo a ser posible un life style que inspire al comprador a querer adquirir un producto determinado porque le gusta el estilo de vida que refleja.

En los últimos años se tiende a sustituir la presentación pasiva del producto por una presentación activa recurriendo a todo lo que lo pueda hacer más atractivo. Veamos ejemplos de cómo podemos poner nuestras prendas en movimiento:

IMG_3114

Muestra la tendencia de la nueva campaña.

IMG_3115

Presenta nuevas combinaciones de artículos e incluye accesorios.

IMG_3116

IMG_3118

Incluye complementos para aumentar el atractivo del look.

IMG_3119

Pañuelos, bufandas, collares sobre prendas más básicas.

IMG_3128

Crea espacios temáticos como por ejemplo este de ambiente tejanero.

IMG_3130

Exhibir maxi collares en el outfit ayuda a aumentar el basket size.

IMG_3126

Inspira looks clasicos y ayuda a transmitir el espíritu de tu negocio a tus clientes.

IMG_3127

O inspira looks cañeros…

Generando atracción

Minimalismo Zara en Nueva York

Zara, NY.

Parece que Zara conoce a la perfección lo que significa el concepto de “menos es más”. Con el tiempo ha ido adaptando el estilo minimalista en todas sus tiendas con gran éxito, decoración básica, lineas puras, modernidad, pulcritud y mucho orden visual. Lo más nuevo, su última apertura del año pasado en la 5ª Avenida de Nueva York, minimal 100%. Ubicada en frente de Salvatore Ferragamo, si no nos dijeran de antemano que se trata de la marca líder del grupo Inditex, podríamos pensar que se trata de una tienda exclusiva más.

Este ha sido uno de sus secretos de éxito mundial. Conseguir que sus espacios parezcan a primera vista tiendas de lujo y luego vender a precio democrático. De esta manera han conseguido que hasta celebrities como Victoria Beckham que podrían, de hecho lo hacen, comprar su vestidor completo con firma de diseñador, sean habituales de Zara.

La imagen de sus tiendas es su mejor estrategia de marketing

1331732669_837746_1331733278_album_normal

Zara, NY. 3.500m2 de tienda en uno de los mejores puntos de la famosa avenida.

El ejemplo de Zara nos demuestra que un artículo de nivel medio en un establecimiento con buena imagen puede posicionarse como un artículo de calidad mimetizándose con su entorno. Puede incluso resultar elitista, como es la visión del producto de Zara en China. Al mismo tiempo un muy buen producto mal presentado baja automáticamente de estatus. Esto está relacionado con el concepto de “Satisfacción Esperada”. No existen productos caros o baratos sino satisfacción o insatisfacción de un producto. Un producto puede tener un alto precio pero el consumidor puede entender que la satisfacción esperada de él se adecua al importe que está pagando o el ya famoso “lo barato sale caro” que todos conocemos. Un producto puede ser muy económico pero si no alcanza la satisfacción deseada por el consumidor, al final resulta ser insatisfactorio y por consiguiente, caro.

Al igual que disfrutamos y entendemos que nos puedan cobrar más por un caffè latte en Starbucks que en el bar de la esquina, lo mismo podemos esperar de una tienda de moda que ofrece un valor añadido a sus productos y genera de diferentes maneras atracción hacia ellos.

Muchos comercios tradicionales se han pasado demasiado tiempo estos últimos años sin reinvertir en su propia imagen de tienda (mobiliario, perchas, iluminación, ideas creativas, marketing, etc) con lo que sus establecimientos se han quedado obsoletos. Cómo pretendemos vender jeans a 79 ó 59 eur en una tienda mediocre y antigua cuando existen tiendas con imagen de lujo y en constante cambio que los venden a 29 ó 19 eur?… y no nos  estamos refiriendo necesariamente al grupo Inditex. Lo que tendría sentido es que nos hicieran pagar más por el jeans en la tienda con imagen y seguramente lo pagaríamos. Muy mal se tendría que dar la atención al cliente para no hacerlo.

1331732669_837746_1331734155_album_normal

Zara, NY. Orden visual estricto y ninguna categoría doblada encima de los frontales.

 La imagen de un comercio es clave para proyectar el concepto de satisfacción esperada. Proyecta la calidad de tus productos a través de la imagen de tu establecimiento. Si presentamos una imagen impecable de tienda, en constante cambio,  como los tiempos que nos tocan vivir, y además, a esta increíble imagen, añadimos un trato personalizado y un buen servicio posventa podemos asegurar que el cliente saldrá satisfecho del negocio y no con la sensación de que lo podría haber encontrado mas barato en otra tienda (Satisfacción Esperada).

15 principios de merchandising visual/comercial

376966_508060262543116_781202945_n

1. Orden, claridad, limpieza y buen olor, fundamental!!!

2. Siempre colocamos los productos de mayor ROTACIÓN en la zona más transitada.

3. Siempre colocamos los productos de MAYOR MARGEN a la altura de los ojos (frontales, maniquíes…)

4. Siempre colocamos los artículos NUEVOS al principio de la tienda.

5. Siempre colocamos los artículos de VOLUMEN a buen precio en las mesas y percheros centrales. De esta manera rentabilizamos mejor los m2 del local.

6. Los percheros LATERALES deben de estar a la altura de los ojos. Ni más altos ni más bajos. Usamos 3 colores, aunque si el lateral es corto mejor sólo 2 colores.

7. Colocamos las prendas por CONJUNTOS en el lateral. Los artículos de peso como son las prendas de abrigo, colocarlas al principio, en el medio y al final del perchero para compensar la barra.

8. El merchandising de las prendas lo podemos hacer por ESTILO. Dividimos la tienda por ZONAS: zona femenina, zona tejanera, zona de básicos, zona de vestidos de fiesta…

9. Presentamos ACCESORIOS como fulares, collares y cinturones sobre la ropa para facilitar la venta cruzada.

10. Controlamos a diario los artículos que tienen poca o ninguna rotación y colocamos los productos gancho con otros de menor rotación para incentivar su venta.

11. Una buena ILUMINACIÓN influye directamente en las ventas. Eliminar zonas muertas de la tienda con focos dirigidos de iluminación intensa.

12. PRECIOS a la vista y de fácil lectura. Precio psicológico y cartelería profesional.

13. Adaptar el ESCAPARATE al clima a diario. Si estamos en invierno pero sale un día primaveral podemos quitarles los abrigos a los maniquíes.

14. Ambientar la tienda con música adecuada, adaptándola al estilo de tienda, a nuestro producto y a nuestro cliente objetivo.

15. Atender siempre al CLIENTE fuera del mostrador y delante del producto.